Sostenibilidad de la Vida en Donostia – San Sebastián

Abriendo Foros en Donostia – San Sebastián

Guneak Zabaltzen Donostian

    El tema en el que centramos este proyecto es la sotenibilidad de la vida en el marco de la ciudad, en concreto en Donostia-San Sebastián. Los temas transversales que atraviesan ese concepto y que tenemos presentes a lo largo de todo el proyecto son la ecología y el feminismo. Volvemos así al orígen de Guneak Zabaltzen, con la experiencia de dos ediciones, y con la claridad que da la perspectiva de la experiencia y la búsqueda del aprendizaje y la necesidad de redondear el proyecto.

    Nos apoyamos en la teoría desarrollada desde la economía feminista y la economía ecológica, marco desde el que presentamos y definimos el tema del proyecto.

La idea de sostenibilidad no es fácil de definir. Se trata de una noción multidimensional que engloba diversas sostenibilidades, básicamente, la ecológica, la económica, la social y la humana y todas las interrelaciones que existen entre ellas. Así, la sostenibilidad solo se puede entender en términos globales. Los tipos de relaciones existentes se entrecruzan, formando un entramado que hace difícil distinguir unas de otras. Podemos encontrar relaciones de desigualdad jerárquicas como las patriarcales, las capitalistas o las de raza/etnia, pero también algún tipo de relaciones horizontales motivadas por afectos, solidaridades o reciprocidades.

Los distintos ámbitos y procesos que participan de la noción de sostenibilidad se pueden entender y organizar como una cadena de sostén de la vida. Cada una de las dimensiones que conforman la sostenibilidad global debiera ser sostenible y también las relaciones entre los ámbitos donde se desarrollan. Sostenibilidad económica implica un equilibrio a corto y largo plazo entre producción, consumo e inversión, es decir, entre producción y distribución y utilización del producto social (Recio 2010). Sostenibilidad ecológica hace referencia a la capacidad de una economía de funcionar sin degradar la base natural en la que se inserta. Y, finalmente, la sostenibilidad social implica la posibilidad real de que todas las personas puedan disfrutar de condiciones de vida adecuadas; ello significa considerar una distribución equitativa tanto de la realización de los distintos trabajos como del acceso a los bienes y servicios que permitan satisfacer las necesidades básicas definidas en términos socio históricos, entre los cuales se sitúa en un lugar preferente el acceso a los cuidados.

La sostenibilidad de la vida representa así un proceso histórico de reproducción social, un proceso complejo, dinámico y multidimensional de satisfacción de necesidades en continua adaptación de las identidades individuales y las relaciones sociales, un proceso que debe ser continuamente reconstruido, que requiere de recursos materiales pero también de contextos y relaciones de cuidado y afecto, proporcionados éstos en gran medida por el trabajo no remunerado realizado en los hogares (Carrasco 2001, Addabbo y Picchio 2009, Picchio 2005).                                                                                                                                       Un concepto que permite dar cuenta de la profunda relación entre lo económico y lo social, que sitúa a la economía desde una perspectiva diferente, que considera la estrecha interrelación entre las diversas dimensiones de la dependencia y, en definitiva, que plantea como prioridad las condiciones de vida de las personas, mujeres y hombres.”

Sostenibilidad de la Vida. Aportaciones desde de Economía Solidaria, Feminista y Ecológica

Queremos promover una indagación, debate y acciones en relación a la sostenibilidad de la vida en el marco de Donostia-San Sebastián.

¿Cómo es la ciudad en la que quiero vivir? ¿Cómo de sostenible es mi vida? ¿En qué necesito ser más sostenible? ¿Qué me supera? ¿Qué no puedo sostener ya más? ¿Cómo gestionamos los cuidados? ¿Te cuidas? ¿Te cuidan? ¿Cuidas? ¿Cómo gestionamos los cuidados necesarios para que la vida sea sostenible? ¿Cómo podemos organizarnos para que nuestros proyectos sean sostenibles, también para las personas? ¿Cómo podemos desarrollar soluciones innovadoras para proteger el medio ambiente y las personas? ¿Cómo puedo contribuir en la creación de una cultura que apoya la vida?

Nos apoyamos e inspiramos también en la teoría desarrollada por la Permacultura, en concreto los fundamentos éticos y en la flor. Una definición de Permacultura es ‘el diseño consciente de paisajes que imitan los patrones y las relaciones de la naturaleza, mientras suministran alimento, fibras y energía abundantes para satisfacer las necesidades locales’. Las personas, sus edificios y el modo en que se organizan a sí mismos son fundamentales en permacultura. De esta manera la visión de la permacultura como agricultura permanente o sostenible ha evolucionado hacia la visión de una cultura permanente o sostenible.

Los fundamentos éticos de la Permacultura son: reparto justo, cuidado de las personas y cuidado de la tierra. La flor del sistema de diseño permacultural muestra aquellos temas clave que requieren una transformación para crear una cultura sostenible. La flor consta de siete pétalos, que simbolizan los siete ámbitos necesarios para sostener a la humanidad durante el declive energético. Estos ámbitos son: salud y bienestar espiritual, finanzas y economía, propiedad de terreno y auto-gobernación, manejo de la tierra y naturaleza, construcción, herramientas y tecnología, educación y cultura.

Permacultura Principios y Caminos más allá de la Sustentabilidad

Gracias a la teoría de la permacultura y la economía feminista justificamos el enfoque multi-dimensional y sistémico de este proyecto. Los retos que enfrentamos como sociedad son demasiado complejos y una visión sistémica y un enfoque global puede ayudarnos a pensar en global y actuar en local.

POR QUÉ

La vida en Donostia está cambiando rápidamente, con una diversidad cada vez mayor y una precariedad y desequilibrios sociales marcadamente visibles. Se espera que las ciudades absorban casi todo el crecimiento de la población en el futuro, acomodando al 80% de la población mundial para el 2080. Este simple hecho sugiere los complejos desafíos que las ciudades enfrentan en los años venideros, tales como la insuficiencia de la vivienda, el uso ineficiente de los recursos, la contaminación atmosférica y la falta de empleos decentes. Como tal, las ciudades son importantes cuando se trata de construir una sociedad más vibrante y sostenible.

    “Cada vez son más las voces que resaltan el carácter multidimensional de los retos que nos plantea la llamada “crisis global” del sistema capitalista tal como lo hemos conocido en las últimas décadas: crisis alimentaria, energética, de los cuidados, crisis económica y financiera, crisis climática y ecológica, crisis de representación política, etc. Pero no tenemos varios planetas ni sociedades donde se desarrollen por separado cada una de estas dimensiones, sino que todas confluyen e interactúan sobre una misma realidad física y social. Esto es lo que otorga mayor complejidad a los desafíos de lo que se ha venido a sintetizar como conflicto capital-vida”.

    De ahí la necesidad de apostar por enfoques integrales, multifactoriales en lo análisis, y de ahí también la necesidad de apostar por procesos emancipadores incluyentes de esta complejidad.

    Se trata, por un lado, de contribuir a la construcción de las diferentes soberanías sociales, como alternativas frente a la crisis global, y de hacerlo desde una perspectiva feminista, promoviendo análisis y prácticas despatriacalizadoras, tanto de la injusta realidad que pretendemos transformar, como de los movimientos y propuestas que se proponen como alternativas.”

                    Economía feminista. Desafíos, propuestas, alianzas

Observamos una fractura social en la que nuestra historia política ha influido en gran medida, una atomización de los movimientos sociales, carencia de espacios de diálogo abiertos, escasas redes de movimientos sociales afines, falta de canales efectivos que recojan y consideren las peticiones de la ciudadanía. Esto nos indica que nos encontramos ante un panorama general de desempoderamiento y desinterés de la ciudadanía por un lado y militancia y frustración por otro, respecto a su incidencia en el contexto en el que habita y más aún en las políticas públicas.

Detectamos la necesidad apremiante de cohesión social, para lo cual entendemos como necesaria la disponibilidad de espacios de encuentro y diálogo abiertos, plurales y diversos, además de canales que recojan, consideren y den respuestas satisfactorias a lo que la ciudadanía quiere para su territorio.

En este sentido, otra necesidad detectada es de red y sinergias entre movimientos afines que centran su acción en cuidar y mejorar la calidad de vida de todas las personas, incluyendo los colectivos desfavorecidos, en Donostia.

Por todo lo expuesto, consideramos que una reflexión abierta basada en el diálogo desde la ciudadanía y sobre el modelo de ciudad es necesaria. Se están tomando muchas decisiones que afectan profundamente a cómo vivimos nuestro día a día en Donostia y no vemos intención de escuchar y recoger las voces del pueblo al respecto.

PARA QUÉ

OBJETIVO GENERAL

El objetivo general de Guneak Zabaltzen es ofrecer formación, información, acciones comunitarias (auzolana), facilitación y espacios de diálogo abiertos sobre el modelo de ciudad de Donostia y sobre diversas experiencias locales y no locales, para dar pasos hacia la sostenibilidad de la vida en Donostia-San Sebastián, promoviendo y apoyando la articulación de iniciativas concretas.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Promover la cohesión social implicando a la comunidad a través de los encuentros y las experiencias de acción.

Ofrecer experiencias de aprendizaje a las personas a nivel local.

Promover la igualdad y la inclusión en todos los espacios.

Mejorar la calidad de vida ciudadana.

Implementar procesos y espacios de participación plurales y abiertos.

Ofrecer la oportunidad de crear redes al trabajar con otros grupos locales.

Potenciar el trabajo en red y participación entre entidades ciudadanas y ciudadanía.

Difundir la cultura de la participación por medio de espacios de diálogo y acción: información – debate, reflexión y propuestas.

Favorecer el empoderamiento de las personas participantes.

Promover y apoyar iniciativas comunitarias cuyo objetivo sea favorecer la sostenibilidad de la vida.

Fortalecer el aprendizaje y consolidar la capacidad de Guneak Zabaltzen en relación a la participación ciudadana.

Apoyar iniciativas comunitarias (Auzolana).

En este sentido, consideramos estratégico apoyar la creación y/o fortalecimiento de redes y sinergias entre movimientos afines.

Este proyecto propone un marco teórico y experiencias diversas para ilustrar y ofrecer referentes y ejemplos para implementar acciones comunitarias de cara a generar mejoras concretas en cualquiera de las necesidades básicas humanas.

Retomar la cultura del diálogo democrático, en la que es necesario escuchar todas las voces para poder tomar una decisión o llevar a cabo una acción con la que todas las personas se vinculan y se sienten implicadas. A día de hoy este es el reclamo por una gran parte de la ciudadanía; que se escuche nuestra voz y se tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones que afectan a nuestras vidas directamente.

En particular en los encuentros dinamizados con la tecnología del Espacio Abierto, el que el liderazgo personal emerge de tal manera, es cuasi imposible que desde el interés y la motivación personales, no se de un hermoso proceso de aprendizaje. Como un compañero alemán comenta: “… si te marchas de este Espacio Abierto con las mismas ideas con las que viniste… has malgastado un día de tu vida”.

Incluimos y damos la bienvenida a la participación de las personas mayores de ambos géneros. Es la voz de la experiencia y sabiduría, que en estos tiempos solemos desvalorizar y relegar a la periferia. Dejamos constancia de nuestro interés en relación a la participación de las personas con diversidad funcional, que serán invitadas también, y se llevarán a cabo las adaptaciones necesarias para incluirlas en todos loe eventos.

Impulsar el aprendizaje es otro de nuestros objetivos secundarios, ya que generar una cultura de diálogo y de colaboración es algo que se puede dar poco a poco y gracias a las experiencias vividas y cercanas. Además de ofrecer la posibilidad de participar en los eventos, y en particular, y después de cada encuentro de diálogo abierto, publicamos el Informe general del encuentro, que en las dos ediciones realizadas ha recogido todo el proceso. Después de cada reunión, encuentro y/o evento, se publica una memoria o acta. Todo el material publicado está accesible en la web y se envía por correo electrónico a las personas que están inscritas en ese grupo de correo. En la primera edición publicamos dos videos del encuentro, con la descripción de todo el proceso, hemos recibido valoraciones muy positivas del valor pedagógico de esos vídeos.

Gracias a las Sesiones Colaborativas y el Encuentro Abierto, se facilitará el conocimiento e intercambio entre otras experiencias participativas que podemos considerar como buenas prácticas, como por ejemplo grupos de consumo locales, iniciativas de cooperativa de vivienda, bancos de tiempo, etc. Todos los proyectos que quieran podrán exponer su ficha en las jornadas, y algunas de estas iniciativas podrán exponer de forma breve su proyecto durante las jornadas. En el encuentro podrán compartir inquietudes, necesidades, ver de qué formas se pueden ofrecer apoyo mutuo, etc.

Guneak Zabaltzen nació con la esperanza de que este encuentro de auto-organización del conocimiento y la experiencia tenga un impacto en las personas participantes, además de una continuidad en el tiempo, dada la posibilidad de hacer propuestas enfocadas en la acción, tanto grandes como pequeñas, donde es habitual que sucedan variadas sinergias.

Uno de los resultados deseados de este proyecto es que se den sinergias entre los intereses y necesidades de las personas que nos encontremos allí, y que puedan comenzar a caminar algunos proyectos, tanto grandes como pequeños. Estos proyectos suelen estar dirigidos a la mejora de la calidad de vida, ya que surgen desde necesidades concretas. Así, las personas se implican en materializar y buscar los recursos para la mejora de su vida, dado que el liderazgo emerge en estos encuentros.

Crear el contexto y contenedor para un diálogo multi-actor sobre la sostenibilidad de la vida en el marco de Donostia. Que este encuentro de auto-organización del conocimiento y la experiencia tenga un impacto en las personas participantes, además de una continuidad en el tiempo, dada la posibilidad de hacer propuestas enfocadas en la acción, tanto grandes como pequeñas, donde es habitual que sucedan variadas sinergias.

 

Promoción de la utilización del euskera:

Vivimos en una sociedad bilingüe. A día de hoy esta riqueza sigue suponiendo mucha dificultad, roces y opresión en lo cotidiano. Desde Gune Irekiaren Lagunak nos aseguramos de que las personas que asisten y se inscriben puedan comprender todo lo que se habla gracias a la traducción auto-gestionada en los “txokos” o círculos pequeños, y a la traducción estructurada en los momentos en los que todas las personas participantes se encuentran reunidas, escuchando las propuestas desde la facilitación y compartiendo en el grupo grande. Este foro contará con traducción de euskera a castellano en todos los casos, para que esta lengua no deje de utilizarse debido a que haya personas que no la comprenden.

 

Promoción de la igualdad entre hombres y mujeres:

Una novedad de esta edición es que vamos a mantener la perspectiva de género explícitamente durante todo el proceso y a nivel temático también. Hasta ahora lo habíamos mantenido, pero sin nombrarlo ni darle protagonismo. De esta forma, la perspectiva de género, junto con la perspectiva medio-ambiental, va a ser uno de los temas transversales durante todo el proceso.

Otra mejora que esta edición implementamos es la recogida de datos segregados por género, en la participación de todos los eventos, tanto como ponente, tallerista, persona dinamizadora, oyente y/o participante. Hasta ahora no habíamos prestado especial atención a este punto, a pesar de que llevábamos el registro de las personas que participaban,  y curiosamente en las ediciones anteriores la participación ha sido muy igualitaria en cuanto a género se refiere.

Desde Guneak Zabaltzen hemos priorizado el liderazgo y reconocimiento de la autoridad de las mujeres, y seguiremos haciéndolo. Garantizamos la presencia y relevancia de mujeres en roles visibles durante todo el proceso, el uso de un lenguaje no sexista y entornos libres de violencia simbólica o explícita contra las mujeres.

Apoyándonos en las “Orientaciones para la promoción no discriminatoria” de Emakunde, queremos añadir a continuación las estrategias que seguiremos implementando.

Valorar la diversidad de las dedicaciones personales y la autonomía en todos lo ámbitos de la vida.

Valorar y potenciar la corresponsabilidad.

Visibilizar referentes alternativos de mujeres en puestos de responsabilidad y hombres en cuidado.

Explicitar y visibilizar a las mujeres en roles de liderazgo de las organizaciones.

Valorar y reconocer expresa y explícitamente la aportación de las mujeres.

Realizar análisis segregando los datos de mujeres y hombres.

Sensibilizar sobre los roles y estereotipos de género, en este caso, gracias a la temática del proyecto y le tema transversal del feminismo.

Ejercer el “poder con” en lugar del “poder sobre”, gracias a las técnicas de facilitación y metodologías para la participación.